Nunca ha sido tan fácil sacarle provecho al comercio electrónico, cada día aparecen nuevas plataformas económicas que te permitirán alcanzar tus metas en menor tiempo.



Puedes crear una tienda virtual o si lo prefieres vender artículos nuevos o usados a través de mercados establecidos como: eBay, Amazon o Mercadolibre. Pero siempre debes tener en cuenta unos pequeños detalles esenciales que te ayudarán a mantener en positivo tu negocio online. 



Fallos que debes evitar en las ventas por la red

Terry Lin, creador de Baller Leather una minorista en línea de accesorios, afirma que todo el que comienza un negocio tiene grandes sueños y ambiciones, pero el desarrollo de su negocio dependerá enteramente de la capacidad que tengan de atraer nuevos clientes y aumentar las ventas. 

Lo primero que debes tener en cuenta es que cada canal de comercialización tiene un costo en tiempo, dinero y energía. Dependerá de ti escoger el que mejor se adapte a tu rutina y que te permita conseguir un equilibrio conveniente.

Para ayudarte a conseguir ese equilibrio, te ofrecemos cinco consejos para evitar los fallos comunes en el comercio en línea. 

1.- No saber dónde encontrar clientes para tu servicio

No todos los canales serán iguales para todos los negocios así que debes asegurarte de estar ofreciendo algo que la gente va a comprar.

Puedes comenzar buscando productos similares a los que tienes para ofrecer y que se vendan en línea. También debes tener claro a qué mercado están dirigiéndose tus rivales, explorando el resto de las ofertas de mercado que existen para tener una idea principal sobre tus compradores potenciales y sus necesidades.

2. Poca exposición en redes sociales 

La mayoría de los empresarios de comercio online aseguran que es importantísimo dominar las distintas plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter, Google y ahora Instagram. 

Si las dominas podrás colocar varias fotografías e informaciones sobre nuevas ofertas, de igual forma pueden ayudarte a tener una interacción directa con tus clientes con el objetivo de conocer sus necesidades de primera mano, y proporcionar un mejor servicio. 

3. No conocer bien tu nicho. 

Los que tienen múltiples negocios en internet, afirman que entre las mayores fallas en los pequeños empresarios online se encuentra el intentar vender muchos tipos de productos a varios tipos de clientes. 

Por esta razón te sugerimos ser lo más concreto posible, por ejemplo: un lugar de venta de equipos de deportes extremos debe vender sólo eso, y no intentar entrar en el campo de los dulces, ropa de noche o disfraces.

4. Creerse autosuficiente

Especialmente en las primeras etapas de tu negocio, utiliza tu tiempo y recursos de forma inteligente.

Entre los fallos encontramos que muchas empresas de internet llenan su inventario antes de saber tan siquiera cuál será su demanda, y luego tienen un stock de productos que nadie quiere adquirir. 

Para evitar esto, debes descubrir la demanda de un artículo a través de búsquedas en eBay, Amazon o Mercadolibre, para saber cuáles productos se han vendido y con qué velocidad. 

Esto te dará una mejor idea de lo que puedes comercializar y proyectar un margen de retorno de capital más apegado a la realidad.

5. Perder el enfoque.

Cuando comienzas una tienda en línea debes poner particular atención a un sinfín de detalles: el envío del producto, cuánto tiempo tarda en llegar a ti para que puedas despacharlo a tu cliente, qué calidad estás vendiendo, cuánto margen de ganancia estás obteniendo. 

Todo esto te ayudará a saber en realidad si tu negocio es rentable a largo plazo o no. No debes perder el enfoque y tratar de abarcar más de lo que humanamente puedes, poco a poco irás descubriendo nuevas formas de mantener tu negocio y de hacerlo crecer sosteniblemente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Subscribete a nuestro RSS Feed Siguenos en Twitter!