Ben Cohen y Jerry Greenfield nacieron ambos en Nueva York en 1951, y con destino o sin el, sus vidas iban a estar ligadas para siempre. Estos grandes emprendedores tuvieron una idea de negocio y no se lo pensaron dos veces. Desarrollaron está idea hasta convertirla en uno de los negocios rentables de helado más populares en Estados Unidos y el mundo.

Durante los años de escuela secundaria, Ben conducía un camión de helados. Poco después dejó los estudios para enseñar cerámica en una granja en Nueva York.

negocios rentablesPor su parte, Jerry se graduó en la escuela secundaria, y mientras estudiaba medicina, trabajaba repartiendo helado en la cafetería de la escuela. Tras graduarse, Jerry volvió a Nueva York para trabajar como técnico de laboratorio. Mientras se dedicó a trabajar en un laboratorio de alta tecnología, compartió apartamento en Manhattan con Ben. Después de esto, se mudó a Carolina del Norte durante varios años, pero terminó volviendo para reunirse con Ben y montar un negocio juntos.

En un principio, estos dos emprendedores pensaron en hacer panecillos, pero terminaron por abandonar la idea ya que la maquinaria necesaria era muy cara.

Finálmente se decidieron por el helado. Se apuntaron a un curso de fabricación de helados, que les costó $5, y en 1978 abrieron su primera tienda de helados Ben & Jerry.

Poco tiempo pasó para que la tienda de helados tuviera éxito en la comunidad. El sabor de sus helados se hizo popular entre la gente de la localidad. Además, Ben y Jerry regalaron bolas de helado en el primer aniversario de la tienda para darse a conocer aún más.

En 1983 abrieron su primera franquicia y firmaron un contrato con una empresa de distribución en Boston.

Durante toda la década de los 80 el incremento de franquicias de Ben y Jerry fué espectacular, llegando a producir en 1987, 32 millones de dólares en ventas, y estableciendo en 1988 tiendas de helado en 18 estados.
ideas de negocio

La razón principal de este éxito era la combinación de sabores únicos que tenían los helados de Ben & Jerry.

Cabe destacar que no todo fué de color de rosas en el camino al éxito de Ben & Jerry. Tuvieron enfrentamientos con Haagen-Dazs por derechos de distribución, por lo que pusieron varias demandas en contra de los propietarios de Haagen-Dazs.

Por otra parte, Ben & Jerry pasó por varios años de dificultad en sus ventas, ya que habián creado varias mezclas de sabores de helados, pero en Estados Unidos el sabor más demandando era el de Vainilla, sin tropezones, por lo que tuvieron que lanzar este sabor para no perder clientes.

La empresa tuvo mucha competencia durante los siguientes años, pero en 1999 recibieron una oferta por parte de la internacional de alimentos Unilever. Finálmente Unilever compró Ben & Jerry por $326 millones de dólares.

Esta es gran historia de éxito de Ben & Jerry´s nos enseña como debemos trabajar nuestras ideas de negocio con constancia y perseverancia, para convertirlas en negocios con alta rentabilidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Subscribete a nuestro RSS Feed Siguenos en Twitter!